10 – ‘Upgrade’ (Leigh Whannell)

Una maravillosa sorpresa. Entretenimiento a pequeña escala, pero de calidad ambiciosa. Con una interpretación central genial, una dirección ya labrada y un final sorprendente que es capaz de transgredir tus expectativas para muy bien. Sigo dándome cabezazos contra la pared preguntándome por qué no la han estrenado formalmente en España.

9 – ‘Hereditary’ (Ari Aster)

En tiempos dominantes de jump scares y franquicias bajo promesas contractuales, ya quedan muy pocos exponentes del terror sobrenatural y psicológico digno o equiparable al de clásicos arraigados. Por suerte, aún quedan… aunque sea a costa de productoras emergentes e independientes. ‘Hereditary’ es una de ellas.

8 – ‘Un lugar tranquilo’ (John Krasinski)

Left to right: Emily Blunt plays Evelyn Abbott and and John Krasinski plays Lee Abbott in A QUIET PLACE from Paramount Pictures.

Todo un soplo de aire fresco al cine de suspense y terror. Aunando elementos comerciales con propuestas arriesgadas y muy personales como la imagen de la paternidad/maternidad en tiempos convulsos. Pase lo que pase con su incipiente secuela, siempre nos quedará la original.

7 – ‘First Man (El primer hombre)’ (Damien Chazelle)

Se ha llevado muchos palos incomprensibles -al menos por mi parte- del tipo: “es aburrida”, “lo de la Luna pasa al final”, “Ryan Gosling pone la misma cara para todo”, “es la peor de su director”… A mí y a unas cuantas personas por lo visto nos ha pasado todo lo contrario. No sólo es un biopic brillante que lo cuenta todo, sino que ahonda en la figura de su protagonista y su esposa -una Claire Foy que por momentos hace sombra a Gosling sólo con la mirada- como creo que nadie se esperaba. Y como esa losa personal que llevan sobre sus hombros engrandece la misión y su propósito. No es una película sobre llegar a la Luna y punto. Es sobre lo que significa el llegar allí y ver cómo el tiempo y las adversidades corren en tu contra.

6 – ‘El reino’ (Rodrigo Sorogoyen)

Tal vez la mejor película de Sorogoyen. Una de las mejores películas del cine español. El Antonio De La Torre más enérgico. El plano secuencia más nervioso que he visto en tiempo. La narración in crescendo que más me ha enganchado. Y el final más descorazonador -y abridor de ojos- visto en tiempo. Si no las has visto, se te impone como deber obligatorio el visionarla.

5 – ‘Ha nacido una estrella’ (Bradley Cooper)

¿Quién iba a decir que una película de Bradley Cooper dirigiendo -e interpretando de forma majestuosa- así por las buenas y con Lady Gaga poniéndose dramática -y mostrando un potencial brillante y hasta autobiográfico ultra realista- iba a pegarme tan fuerte? Aún tengo el ‘I will never love again’ en mi cabeza y aún asoman lágrimas en mi rostro.

4 – ‘Isla de perros’ (Wes Anderson)

Mi película favorita de Wes Anderson y una de las mejores películas de animación reciente que recuerdo. Demuestra más humanidad y mayor capacidad de ensuciarse las manos -sabiendo lo que hace- que bastantes de la Disney. Te hará reír y llorar, emocionarte y aplaudir.

3 – ‘Campeones’ (Javier Fesser)

Si ‘El reino’ es la película “feel bad” de este año, ‘Campeones’ es la “feel good”. Una propuesta única, brillante y emocionante. No esperaba nada de nada a la hora de verla, y al salir del cine salí con mucho, muchísimo. Las actuaciones son geniales. Las sensaciones y emociones corren a flor de piel. Y el final, remate perfecto: “¿Qué es mejor: un marino o un submarino?” -al ver el clímax, lo entenderán-.

2 – ‘Vengadores: Infinity War’ (Anthony & Joe Russo)

Estos dos puestos van a ser un casi empate técnico (muy como me pasó el año pasado entre ‘Coco’ y ‘Logan’). Si bien a esta película se le puede achacar el ser un clímax constante cuya comprensión variará si entras a verla como pieza independiente o como conocedor -no tiene por qué admirador- del universo de Marvel, va creciendo de forma vertiginosa y dramática hacia un final que apuesta fuerte y gana enteros. Pocas veces el cómic en el cine noqueó tanto a los espectadores.

1 – ‘Misión Imposible: Fallout’ (Christopher McQuarrie)

Tom Cruise as Ethan Hunt

Aún en casi empate técnico, lo que tal vez haga estar a esta película aún medio peldaño por encima de la anterior es que no hay apenas pantalla verde ni CGI por los alrededores salvo en contadísimas ocasiones. Esta ‘Fallout’ da un puñetazo sobre la mesa al demostrar que aún se puede hacer acción más grande y más espectacular de forma artesanal y como las de películas de antes -las de los 70 y 80-. Sin contar el tener el mejor guión de las seis películas y uno en particular que está construido de forma apasionante. Me alegro de verdad que las dos mejores películas del año sean dos blockbusters de estudio aún con la imprenta de su autor o autores en ellas. Es hora de recuperar la fe en las películas de estudio… siempre que sean tan buenas como éstas, claro.

Deja un comentario