Antes de rompernos el corazón de forma magistral con ‘Logan’ e incluso antes mostrándonos la degradación de Johnny Cash a cargo del siempre absorbente Joaquin Phoenix, James Mangold nos regaló tal vez la versión de una Agatha Christie en el cine que más me gusta y sin duda una de las mejores. ‘Identidad’ tuvo éxito y cierta repercusión en su día, pero a día de hoy tampoco es que parezca ser recordada en exceso. Y ciertamente, 15 años después, lo merece.

Esta película es un ‘Diez negritos’ psicológico, retorcido y salvajemente entretenido. Cuando crees que sabes de qué va, te sorprende. Cuando crees que adivinaste el giro, te suelta otro. Es del 2003, pero tiene un toque y estética ciertamente noventero que se agradece. Así como las interpretaciones son muy buenas, con un Cusack y Liotta entregados tal vez en sus últimos grandes papeles hasta la fecha -qué triste por ellos-.

Más en estos días lluviosos, casi nevosos según donde te halles, en pleno Halloween, una película como éstas es 100% recomendable.

Deja un comentario