Menudo año aquel 2008. ‘El caballero oscuro’ entró en nuestras cabezas para jamás salir, el MCU nacía con Robert Downey Jr., España fue campeona en la Eurocopa, la gente no estaba tan triste por las calles pese a la crisis, sacaba sobresalientes en el instituto… y Walter White apareció. Confieso que no lo seguí de cerca hasta la cuarta temporada. Desde entonces lo seguí fielmente en el aire hasta su magistral e insuperable final.

Pocas series han logrado calar tanto y tan hondo gracias a sus tramas y a la transformación de sus personajes. Más su personaje principal. De W.W. a Heisenberg. De aquella sólo contaba con la ‘24’ de Jack Bauer (la cual llegó a un muy buen final con su novena temporada final en 2014), pero aunque la evolución de Bauer era marcada y atractiva en sus nueve temporadas, la interpretación de Bryan Cranston y los libretos que tuvo entre manos lo convirtieron en mito.

Deja un comentario