No es un estreno, no es un clásico de culto, ni tampoco una película por sí misma. Es más un mediometraje o cortometraje extendido de media hora hora clavada de duración. Pero no sólo es lo mejor de la entretenida -y punto- ‘V/H/S 2’ (el punto álgido de una trilogía irregular cuya primera entrega es visible aunque regular y la tercera entrega final -aparte de una ida de pinza curiosa de Nacho Vilalongo- es un desastre), sino que es una pieza cinematográfica sorprendente y visceral. Gracias a su concepto y su duración, va al grano pero aún así logra tener mucha enjundia y potente desarrollo.

Sus personajes nos importan, consiguen meternos en el bolsillo e interesarnos gracias a una trama interesante que combina muy bien tanto el toque fantástico y sobrenatural con la humanidad de los personajes. Es un festival de sangre, vísceras y golpes de efecto. Pero sensacionalmente hecho, eso sí. Bien merecida su propia ficha independiente en esta página.

Deja un comentario