Equalizer 2

ESTA CRÍTICA HA SIDO EDITADA PARA NO CONTENER SPOILERS.

La trama es perfectamente predecible, pero el ritmo y la colaboración de Fuqua y Washington hacen que esta secuela me haya gustado hasta un poco más que la primera. Aún habiéndose perdido el factor sorpresa de descubrir al personaje de Robert McCall (sus tics, su modus operandis, su motivación). Aún así, mientras que la primera la pude ver de principio a fin aún sintiéndome decepcionado por culpa de una trama tan simple como excesivamente densa, esta secuela no es nada del otro jueves -ni tampoco lo pretende- pero es correcta en lo suyo y posee una trama de ritmo más trepidante -pese a una primera media hora un tanto contemplativa- que va directa al grano.

Es cine de acción, venganza y tiros, sin mayores pretensiones. Pero con un buen director detrás (ver la escena del asalto en el coche y ese plano circular lleno de tensión y estilo) y un actorazo como Denzel Washington al frente. Tras una presentación un tanto lenta, la película gana en velocidad e interés. No romperá moldes, ni será inolvidable. Pero para ser la primera secuela de Washington en toda su carrera, podría haber sido mucho peor. Y al menos se deja ver con gusto y entretetiene. Desaprovecha a actores como Bill Pullman, eso sí. Y que el guión o las motivaciones de los villanos podrían estar mejores, pues claro que sí. Pero la película no engaña.

Deja un comentario