Advertencia: se recomienda ver esta película sabiendo lo menos posible e incluso evadiendo los anuncios. Es difícil en los tiempos actuales, pero se puede. Yo lo hice y tras verla y lanzarme a ver sus anuncios agradecí el ocultarme. A continuación, antes de que esta critica se autodestruya, dejadme dar seis motivos por los que esta sexta misión no sólo es la mejor de todas sino una de las mejores películas de acción de los últimos años.

1: Tom Cruise. Su vida privada y su relación con la cienciología será lo que será. Pero es un actor y una estrella con un carisma y unos huevos inigualables (más a sus 56 años). Tenemos por ejemplo ahora al bueno de Dwayne Johnson (The Rock) en las pantallas, pero todo lo hace con un CGI más falso que una moneda de dos caras. Cruise hace lo que hace de verdad (hasta el punto de romperse el tobillo y terminar la escena tal cual aparece en la película). Sin CGI (o usando lo justo y necesario) ni trampa alguna. Que aprendan las estrellas actuales de Hollywood.

2: El equipo. A veteranos como Ving Rhames y ya Simon Pegg, tenemos a una repetidora con mucho gusto y gancho como es Rebecca Ferguson, a un Alec Baldwin que se le nota que se lo pasa pipa y al debutante en la franquicia Henry Cavill (entre otros como Angela Basset o Vanessa Kirby a los que les echo en falta algo más de papel, todo sea dicho) Se nota que están en su salsa y secundan -e igualan en bastantes ocasiones- a Cruise realmente bien.

3: La acción. De las anteriores se rescatan una o dos escenas puntuales de acción. De esta: todas. El salto HALO, la pelea del baño, todo el tercer acto, la secuencia de emboscada, la gran carrera de Cruise tras la persona traidora, una persecución en la vena de French Connection. Es la más artesanal, la más profesional e incluso la más gráfica por momentos (no reniega de los golpes que duelen ni de la sangre cuando es necesario).

4: La banda sonora. Si bien recuerda mucho al esquema Zimmer, funciona a las mil maravillas con la película y realmente te dispara las pulsaciones en muchas ocasiones.

5: Los giros. Fiel a la tradición de las mejores de la serie, no es una película de dejar el cerebro en la puerta de la sala. Debes seguir la película, sus diálogos, sus exposiciones. Es una película que invita a que participes para anudar sus giros.

6: La dirección de la historia. Esta franquicia repite el esquema completamente (misión que sale mal, traición, etc.), pero casi siempre funciona. Cuando hay un buen guión detrás y un director dispuesto a darlo todo, se recoge lo que se siembra. Y esta película no sólo cierra en buena parte el circulo de la saga al completo (para la siguiente si es que la hay van a tener que reintentar bastantes cosas) referenciando las anteriores y penetrando en el pasado de Hunt y las veces que ha sido abandonado o desautorizado un poco a lo ‘Skyfall’, sino que sale adelante con su propia historia muy a lo grande y por méritos propios.

Tom Cruise as Ethan Hunt

Deja un comentario